6-errores-que-cometemos-en-las-entrevistas

6 errores que cometemos en las entrevistas

Aunque es muy probable que el reclutador ya se haya hecho una percepción del candidato antes de la entrevista de trabajo, ésta sigue siendo la herramienta más importante que el reclutador tiene para determinar si un candidato es bueno o no para el puesto solicitado. Teniendo en cuenta que existe una sobreoferta de empleomanía, el reclutador debe estar muy enfocado en elegir la persona correcta.

Por eso, el hecho de poder diferenciarse de la competencia a la hora de la entrevista es vital. Para estos fines hemos incluido seis errores típicos que no debes cometer cuando vayas a tu próxima entrevista de trabajo.

Los errores que cometemos en las entrevistas de trabajo pueden costarnos un puesto en la próxima etapa de selección

Llegar sin la tarea hecha. Hoy en día, averiguar información sobre una empresa en particular es más fácil que nunca. Debes llegar a la entrevista sabiendo información básica (e incluso información no tan básica también) como por ejemplo, quienes son los CEO ´s o los dueños, cuántos empleados hay, a qué se dedica la empresa, incluso cuál es la reputación que tiene en el mercado.

Llegar tarde. Antes de partir hacía nuestra entrevista deberíamos haber pensado en cómo vamos a llegar, por dónde vamos a ir y cuánto tiempo nos vamos a tardar. Es bueno llegar siempre con 15 minutos antes de la hora pautada.

Descuidar vestimenta, imagen forma de hablar. Aquí la clave es vestirse de acuerdo a la posición y con la cultura de la empresa (otra cosa que debemos investigar). Bien vestido, bien peinado y bien portado, cuidado con el lenguaje muy coloquial. Lo último que quieras hacer es darle la impresión al reclutador de que no somos lo suficiente profesionales para el puesto.

Un error frecuente en las entrevistas de trabajo es no vestirnos de acorde a la cultura de la empresa

No hacer preguntas. Aunque la entrevista pueda parecer un poco unilateral, la realidad es que es un error no hacer preguntas. ¿Qué podemos preguntar? Podemos preguntar sobre responsabilidades del puesto, sobre el horario y las condiciones de trabajo. Así estaremos causando una buena primera impresión y emitimos una actitud de interés hacía el puesto.

Hablar mucho. Una buena regla es no responder por más de un minuto a dos minutos. Evita divagar en tus respuestas. Se conciso y preciso.

Hablar mal de tu empleo anterior. Criticar da mala impresión. Puedes ser catalogado como “conflictivo” y eso lo más seguro no te dejará pasar al siguiente paso. Aunque los jefes antiguos te hayan hecho la vida “de cuadritos”, siempre es mala idea criticar.

Sobre "Bextro Consultora"

No hay comentarios

Comentar

Diez + 8 =